Beogradski Terijer

No está reconocida por la F.C.I.

Origen
Serbia
Traducción
Francis Vandersteen
Esta raza también se conoce como
Serbian Terrier
Rupar
Srbijanski Rupar
Srpski Terijer
Terrier Belgrado
Beogradski Rupar
Bastante raro y poco conocido incluso en Serbia, el Terrier de Belgrado ha existido en varias formas y bajo diferentes nombres desde la antigüedad, cuando pertenecía al grupo de perros parias comunes de los Balcanes, fuertemente influenciado por el Alopekis griego. En la Edad Media, se criaba como ratonero y perro de caza menor, pero se consideraba una variante regional del Terrier de los Balcanes. Existían muchas razas de trabajo especializadas del Terrier de los Balcanes, comúnmente asociadas y denominadas según las regiones en las que habían sido criadas, y a finales del siglo XIX aún podían encontrarse los tres tipos supervivientes, a saber, el Jamar bosnio, el Pacovan de Voivodina y el Rupar serbio. Este último sirvió de base para el desarrollo de la moderna raza Terrier de Belgrado. Deseosos de crear un tenaz cazador de alimañas que también pudiera utilizarse para cazar tejones y zorros, así como para perseguirlos y enfrentarse a ellos en sus guaridas subterráneas, muchos cazadores serbios decidieron cruzar los ejemplares más resistentes de sus Rupars con algunas razas de caza importadas, como una variedad de perros de caza y terriers austriacos y alemanes. Antes de la I Guerra Mundial, el perro de montaña serbio, el Taurunum Dogge y el Jamar bosnio también se utilizaban en la cría, pero a principios de los años 30, el tipo ideal ya se había establecido y el terrier de Belgrado estaba en vías de estandarizarse por completo. Por desgracia, la Segunda Guerra Mundial y la ocupación nazi pusieron fin a estos esfuerzos y la raza Beogradski Terijer nunca se recuperó del todo.

Pocos ejemplares puros sobrevivieron a los difíciles años de la guerra, pero a principios de la década de 1960 algunos entusiastas de la caza decidieron revivir la raza mediante una afluencia constante de sangre de Deutscher Jagdterrier y también mediante cruces con el Barak bosnio y el cada vez más popular Teckel. Sin embargo, esta nueva encarnación del Terrier de Belgrado nunca llegó a cuajar y ha seguido siendo muy rara hasta nuestros días. Durante los 20 años siguientes, un pequeño número de criadores de Belgrado decidieron desarrollar una versión más tranquila y atractiva de la raza, por lo que introdujeron Basset Hounds, Beagles, Cocker Spaniels y Caniches en sus líneas, creando una pequeña raza de compañía hermosa y amistosa, rara vez utilizada como cazador, sino principalmente como mascota urbana. A día de hoy, la raza no se ha estandarizado y sigue existiendo una gran variedad de tamaños y apariencias. Incluso el nombre "Terrier de Belgrado" puede inducir a error, ya que mucha gente lo utiliza hoy en día para describir al Zemunac, así como a otras razas, tanto puras como impuras. La variedad moderna del Terrier de Belgrado ya no tiene su tradicional personalidad seria y muy motivada, sino que es una mascota juguetona y obediente a la que le encantan los niños y es tolerante con otros perros. Algunas autoridades ya ni siquiera lo consideran un terrier, pero el nombre popular se mantiene. Cabe señalar que incluso ahora hay algunos terriers de trabajo del antiguo tipo Rupar en Serbia, pero no se les toma realmente en serio en su país natal y son sobre todo perros de raza, utilizados principalmente como perros guardianes rurales.

Similar en apariencia a un Basset Hound más pequeño o a algunos Dachshunds y Beagles más pesados, el Terrier de Belgrado es una raza vivaz, pero no tan ágil como la variedad original. Bastante macizos y de pecho profundo, los Terrier de Belgrado tienen la espalda ligeramente alargada y las patas cortas y robustas. La cabeza es elegante y redonda, con hocico de perro y mandíbulas bien desarrolladas. Las orejas son bajas, aunque no tan largas como las del Basset Hound. La mayoría de los perros tienen el pelaje corto y liso, pero también hay ejemplares de pelo de alambre y de pelo largo. La coloración preferida es la leonada con una "silla de montar" negra en el lomo y marcas blancas en las patas, el pecho y el vientre, aunque existen muchos otros colores, sólidos y picazos.

Los tamaños pueden variar, pero la altura ideal ronda los 30,5 centímetros.

No hay comentarios

No comments

Nobody has submitted a comment yet.