American Bull Molosser

No está reconocida por la F.C.I.

Origen
U.S.A.
Traducción
Francis Vandersteen
Esta raza también se conoce como
American Brabanter
American Bullenbeisser
El American Bull Molosser es un perro de compañía y protección. Es un perro leal y valiente, de tamaño mediano a grande, con una inteligencia muy elevada, habilidad natural, buena apariencia, un temperamento de trabajo estable y el deseo de complacer a su amo. El American Bull Molosser se adiestra fácilmente y se integra bien en un entorno familiar estable, siempre que el cachorro haya sido criado correctamente y se le haya dado una base adecuada. Se sugiere el adiestramiento profesional a los nuevos propietarios. La raza no merece ser vencida, pero requiere que sus propietarios muestren sentido común y responsabilidad, como cualquier otra raza. Una vez maduro, el American Bull Molosser proporcionará compañía y seguridad a la familia o al individuo que se haya tomado el tiempo de educarse y haya aplicado esa educación, garantizando la responsabilidad de uno de los guardianes más leales y competentes de nuestro tiempo. El American Bull Molosser necesita un propietario que sea firme, pero tranquilo, confiado y coherente. Necesita saber lo que se espera de él, las normas a seguir y los límites de lo que puede y no puede hacer. El objetivo de adiestrar y mantener con éxito a este perro es alcanzar el estatus de líder de la manada. Es un instinto natural del perro tener un orden en su manada. Cuando los humanos convivimos con perros, nos convertimos en su manada. Toda la manada coopera bajo un líder; las líneas están claramente definidas. Tú y todos los demás humanos debéis estar por encima del perro en la jerarquía. Sólo así vuestra relación puede ser un éxito.

El American Bull Molosser se desarrolló utilizando principalmente perros base adquiridos del Hines Bulldog, American Bandogge, German Rottweiler, Neapolitan Mastiff, South African Boerboel, Hermes Olde Bulldog, Cane Corso y Dogue De Bordeaux. Aunque el American Bull Molosser es capaz de realizar múltiples tareas y se desempeña bien como perro de servicio en varios ámbitos, su fundador cree que la raza es más valiosa como protector de mascotas y la cría específicamente por los rasgos más deseados para esta aplicación.

El American Bull Molosser se beneficiará de un cepillado diario, pero no es necesario. Las uñas deben cortarse una vez al mes. Los dientes pueden requerir una limpieza periódica y debe realizarla el veterinario. Bañar a su American Bull Molosser dentro de casa con un champú suave una vez al mes será suficiente. Se recomienda la prevención contra pulgas y garrapatas, así como contra el parásito del corazón. Le recomendamos que consulte a un veterinario cualificado antes de limpiar o tratar a su perro con cualquier producto.

Es necesario un entorno limpio, estable y saludable, ya sea en un piso en la ciudad o en una finca en los Hamptons. Se sugiere un patio trasero vallado, pero no es obligatorio, aunque puede serlo en muchas comunidades. Una buena nutrición a partir de una dieta de calidad, visitas regulares al veterinario y cuidados y ejercicio son esenciales para promover la salud en todas las razas de perro. También se recomienda el adiestramiento en jaulas para cachorros y perros jóvenes.

Un paseo a paso ligero dos veces al día combinado con algo de fetch y entrenamiento de obediencia será suficiente para mantener a su American Bull Molosser en buena condición física y mental.

Puede esperar compartir de 10 a 14 años de tiempo de calidad con su American Bull Molosser, siempre que siga los consejos de su criador y veterinario.

Altura a la cruz para los machos : 56 a 66 cm y para las hembras: 51 a 60 cm.

Peso : de 38 a 48 kg para los machos y de 32 a 43 kg para las hembras.

No hay comentarios

No comments

Nobody has submitted a comment yet.