American Bully

No está reconocida por la F.C.I.

Origen
U.S.A.
Traducción
Francis Vandersteen
Esta raza también se conoce como
Bully
American Bully Pit
Bully Pit Bull
American Bully Dog
Giant Pit Bull
American Pit Bulldog
Razor's Edge Pit Bull
Gotty Bulldog
American Pull Dog

Breve presentación del American Bully

A pesar de su silueta intimidante, debida en gran parte a su enorme masa muscular, el American Bully es en realidad bastante divertido y sorprendentemente cariñoso. Aunque a menudo se confunde con el American Pit Bull Terrier y el American Bulldog, el American Bully es una raza distinta, aunque está estrechamente emparentada con las otras dos. Se sabe que son muy inteligentes, deseosos de complacer, buenos con los niños, recelosos con los extraños y algunos de los perros de familia más adorables que existen cuando se les adiestra y socializa adecuadamente. Por todo esto y mucho más, esta raza se está convirtiendo en una de las más populares.

Historia del American Bully

A diferencia de muchos de sus parientes, cuya historia parece difuminarse con el tiempo, el American Bully está muy bien documentado. Fue desarrollado en gran parte entre 1980 y 1990, el objetivo de varios entusiastas que querían refinar razas similares ya existentes en un perro de compañía/compañero grande con un aspecto distintivo. El núcleo de su linaje se divide entre el American Pit Bull Terrier y el American Staffordshire Terrier, pero también ha recibido influencias del Bulldog Francés, el Bulldog Inglés, el Olde English Bulldogge y el Bulldog Americano. Reconocida por el United Kennel Club, la raza se presenta en cuatro tipos, cada uno caracterizado por su tamaño, peso y aspecto general. La versión Pocket es la más baja, con machos de menos de 43 centímetros y hembras de menos de 35,5 centímetros, aunque conserva una masa muscular considerable. El Estándar es exactamente lo que parece ser el estándar de la raza, situado entre otros pesos/tamaños y es básicamente una versión más grande del Pocket, con más altura y peso, aunque compartiendo un aspecto muy similar. El Classic es un paso en una dirección diferente. Es en gran medida de la misma altura que el Estándar, pero tiene considerablemente menos masa muscular y se parece más a un American Pit Bull Terrier con un cuerpo más ligero y atlético. El XL es básicamente una versión más alta y pesada del Estándar. Muchos consideran que hay más categorías aparte de ésta, como XXL (Extreme) y Micro, pero actualmente no están reconocidas oficialmente. En cualquier caso, sea cual sea su tamaño, todos comparten el mismo temperamento y características generales. Al principio de su desarrollo, las características físicas de la raza eran mucho más amplias, lo que fue reconocido por el primer grupo, el American Bully Kennel Club, penalizándolos severamente en las primeras exposiciones y obligando a propietarios y criadores a redoblar sus esfuerzos para acercarse a los estándares de la raza. Desde su creación, han ganado popularidad por su aspecto inconfundible y su notable personalidad. Incluso fueron reconocidos por el United Kennel Club en 2013.

Apariencia del American Bully

Los American Bullies no son difíciles de reconocer, ya que suelen parecerse al hombre que pasa demasiado tiempo en el gimnasio. Tres de los cuatro tipos reconocidos comparten una apariencia muy similar, variando generalmente sólo en peso y altura, pero conservando casi todas las mismas características generales. Son fácilmente una de las razas más musculosas y han sido criados para tener pechos anchos. Tienen cabezas cuadradas, grandes pero no exageradas, con mejillas bien definidas, cuadradas, cortas y anchas, hocicos bien definidos y narices anchas de color sin restricciones. Sus ojos son de forma ovalada y generalmente de todos los colores excepto el azul, mientras que sus orejas son de inserción alta y pueden ser naturales o recortadas. El cuello es de longitud media pero muy musculoso, el pecho es ancho y profundo, los omóplatos bien definidos y la posición delantera amplia. Los cuartos traseros están tan o más desarrollados muscularmente que los delanteros, con una ligera curva en la parte posterior. La cola es gruesa y afilada, recta o curvada. Su pelaje es brillante y liso, aunque algo áspero, y está disponible en todos los colores y diseños, excepto el albino verdadero y el petirrojo.

Temperamento del American Bully

De todos los relatos de los American Bullies en la actualidad, los rasgos más comunes en todos los tamaños y tipos son que son muy cariñosos con sus familias y tienen un entusiasmo por la vida que exhiben con regularidad. También son conocidos por ser una raza muy inteligente, pero debido a esto, la curva de aprendizaje y la paciencia necesaria para entrenarlos a fondo significa que la mayoría de las veces necesitarán un dueño experimentado y constante para obtener lo mejor de su comportamiento. Aunque suelen ser buenos en casa con la familia y los niños, pueden ser un poco distantes con los extraños y otros perros. Por lo tanto, se recomienda encarecidamente que estén bien adiestrados y socializados desde una edad temprana. Quienes no puedan mantener una mano firme y una dirección coherente harían mejor en adoptar un perro adulto que ya haya pasado por los rigores del adiestramiento. También son extrovertidos y valientes, otra de las razones por las que son excelentes perros cuando están bien socializados, ya que harán casi cualquier cosa que se les pida para complacer a sus dueños. A pesar de lo que pueda parecer un obstáculo en términos de constitución general, son de hecho sorprendentemente atléticos y participarán en los juegos con vigor, pero atención, son extremadamente fuertes y a menudo muestran su afecto con juegos desafiantes. Por lo menos, su creciente popularidad es un claro testimonio de su condición de compañeros queridos, aunque requieran mucha paciencia, adiestramiento y socialización, ya que los resultados finales son muy deseables.

Necesidades y actividades del American Bully

En parte por su musculatura y en parte por su tamaño, los American Bullies suelen necesitar una buena cantidad de ejercicio regular para mantenerse felices y sanos. Es difícil determinar cuánto tiempo o cuánto necesitan realmente, ya que la gama de tipos y tamaños es bastante amplia, pero en general, cuanto más pequeño sea el perro, menos ejercicio necesitará, ya que sus patas serán más cortas para trabajar más que las de sus parientes de patas más largas. Para ir sobre seguro, dedíquele unos 60 minutos de ejercicio diario y unos 16 km de paseo o carrera a la semana. Mida su capacidad para realizar actividades de alta intensidad, ya que sus hocicos más cortos pueden comprometer la eficiencia respiratoria y marearles si se esfuerzan demasiado.

Mantenimiento del American Bully

Los American Bullies se consideran una raza de bajo mantenimiento. Llevan un pelaje corto por término medio, pero es mejor cepillarlos varias veces a la semana con un cepillo de cerdas duras para mantener su pelaje sano y su casa menos peluda. En general, se mantienen bastante limpios y no necesitan baños regulares a menos que se les coja desprevenidos. Las uñas deben revisarse y cortarse con regularidad para evitar grietas o cortes dolorosos. Hay que cepillarles los dientes una vez a la semana, si es posible con más frecuencia de lo que sería ideal, lo que podría evitar costosos gastos dentales en el futuro.

No hay comentarios

No comments

Nobody has submitted a comment yet.