Brazilian Cabeçudo Cattledog

No está reconocida por la F.C.I.

Origen
Brasil
Traducción
Francis Vandersteen
Esta raza también se conoce como
Cabeçudo
Cabeçudo Boiadeiro das Minas Gerais
Cabeçudo Brasileiro
Onceiro Brasileiro
Boiadeiro Brasileiro
Brazilian Big-Headed Cattledog
Fila Onceiro
Fila Cabecudo
Cabeçudo Ox-Driver
Cao da Fila Cabeçudo
Big-Headed Fila Brasileiro
Minas Gerais Cattledog
Considerado por algunos sólo una cepa localizada del Fila Brasileiro original y visto por sus criadores como una raza aparte, el robusto Cabeçudo existe desde el siglo XVI como perro de trabajo en las zonas rurales del estado de Minais Gerais en Brasil. Aunque se desarrolló a partir del mismo tronco ancestral que el popular Fila Brasileiro, el Boyero de Cabeçudo ha permanecido relativamente inalterado durante siglos, a diferencia del moderno Mastín Brasileño, que se ha enriquecido con sangre de otras razas en la historia reciente. El Cabeçudo fue creado como un excelente guardián de la propiedad, gran cazador, criador y protector, combinando los mejores rasgos de trabajo de sus antepasados, mientras que está mucho mejor adaptado y adecuado al terreno y al clima de su región natal. Sencillo, robusto y versátil, el Fila Onceiro era el compañero ideal de los agricultores de Minais Gerais, que necesitaban un perro con una lealtad sin concesiones a la familia de su dueño y un fuerte instinto de guarda, a la vez que poderoso y tenaz para cazar jaguares, conducir, vigilar y controlar su bullicioso ganado. En el pasado, esta raza también se utilizó como esclavo de retiro, ya que era capaz de rastrear y retener a los humanos fugados sin matarlos.

Aunque raro y poco conocido, este antiguo Moloso todavía existe y puede encontrarse protegiendo granjas y conduciendo ganado en Brasil, donde sus criadores y entusiastas lo consideran el "auténtico", mientras que ignoran la encarnación moderna del Fila Brasileiro como un nuevo "mestizo" creado para los rings de exhibición. Por otra parte, la mayoría de la gente ni siquiera reconoce las diferencias entre estos dos perros brasileños, por no hablar del Cabeçudo Boiadeiro das Minas Gerais como raza distinta. Aunque superficialmente similar en apariencia física, el Cabecudo Boiadeiro difiere de su primo, el Fila Brasileiro en el tamaño de la cabeza, la altura y la masa total. Sin embargo, la mayor diferencia entre ellos radica en su resistencia y, sobre todo, en su temperamento, ya que el famoso rasgo de "ojeriza" es mucho menos evidente en la población de Cabeçudo, que suele ser más dócil que la mayoría de los Filas. Aunque pueden ser guardianes muy capaces, el Cao Boiadero es ante todo un antiguo perro de granja, utilizado como compañero de los recolectores de fruta y café, así como para seguir a los criadores que a menudo recorren grandes distancias a caballo con la ayuda de 3 ó 4 de estos perros y los traen de vuelta de los pastos a las granjas.

El Cabeçudo Boiadeiro brasileño se mueve con facilidad, pero es un poco letárgico cuando está relajado, sin embargo es notablemente rápido para reaccionar con fuerza y velocidad cuando es necesario. Generalmente no es agresivo con los perros, aunque los machos entrarán en combate cuando se les provoque. Se trata de un Moloso poderoso y bien dotado de huesos, con la piel razonablemente suelta y un pecho profundo. La cabeza es bastante ancha, con un hocico fuerte, mandíbulas poderosas y boca seca. El pelaje es corto y liso, más a menudo visto en tonos de amarillo, trigo y leonado, con o sin una máscara negra en la cara, pero también existen perros atigrados claros, así como ejemplares con marcas blancas en los pies y el pecho. La altura media es de unos 63,5 centímetros.

No hay comentarios

No comments

Nobody has submitted a comment yet.