McNab

No está reconocida por la F.C.I.

Origen
U.S.A.
Traducción
Francis Vandersteen

Breve presentación del McNab

Los McNab son perros simpáticos, trabajadores, obedientes, protectores y muy educados. Están llenos de energía y les encanta estar cerca de los niños, a menudo participando en juegos enérgicos y juguetones y mostrándoles verdadero afecto. A este tipo de perro le gusta tener mucho espacio y disfruta viviendo en una granja o en una casa de campo. Se adaptan bien a la vida en la ciudad, pero son muy vivaces para los pisos, siempre que salgan a pasear o a correr todos los días. El McNab es fácil de adiestrar. Escuchan bien y obedecen a su dueño. Tendrá que repetir menos las lecciones con este perro que aprende rápido. Están ansiosos por aprender y luego quieren mostrarle lo bien que han aprendido un nuevo truco. La apariencia del McNab varía considerablemente, pero su pelaje nunca es largo. Tienen un aspecto bien cuidado con un solo pelaje liso, o un poco más esponjoso con su denso pelaje doble. Los McNab nunca parecen cansarse y se han utilizado en búsqueda y rescate, como perros para cadáveres y en arqueología. Este perro realmente increíble sólo está limitado por la energía de su dueño.

Historia del McNab

El McNab es una innovación reciente en las razas caninas de los últimos años. Cuando Alexander McNab se trasladó a California desde su querida Escocia, necesitaba un buen perro que le ayudara a vigilar su rancho de ovejas de 4.000 hectáreas mientras vivía en la zona de Hopland. Las duras condiciones y los cambiantes patrones climáticos, así como los depredadores salvajes siempre en busca de una comida fácil, eran algunos de los retos a los que se enfrentaba. El escocés decidió desarrollar un perro de pastoreo capaz de soportar condiciones difíciles, obediente y con suficiente energía para el terreno accidentado. McNab cruzó los Collies escoceses que había traído con algunos de los difíciles perros de los criadores nómadas que había conocido en la región. La nueva raza se conoció como el pastor de McNab. La tierra afectó mucho al duro escocés y, a principios del siglo XX, dejó su rancho a John, su hijo menor. John era abogado y ganadero. Se interesó mucho por la línea de perros que había criado su padre. Comenzó a revigorizar el estilo de cría de su padre, añadiendo líneas adicionales de perros importados de Escocia. Los perros McNab se hicieron muy conocidos como los mejores perros de pastoreo en la región de California, y muchos criadores querían uno. Como resultado, los McNab se extendieron por todo Estados Unidos y Canadá. Algunos de ellos trabajaron como perros carniceros en Alemania y como perros deportivos en Japón. Son muy apreciados por su abundante energía y su fuerte ética de trabajo, así como por su afectuosa y leal compañía.

Apariencia del McNab

El McNab tiene un aspecto elegante y deportivo, con una expresión inquisitiva y alerta en su simpático rostro. A menudo de tamaño pequeño o mediano, sus cuerpos son delgados pero musculosos. Con un peso de hasta 23 kg, a los McNab les encanta correr y trabajar. Tienen un pecho profundo y unas patas largas y elegantes terminadas en zarpas felinas que les confieren una gran agilidad. El largo cuerpo se inclina ligeramente hacia la cola y tiene el vientre ligeramente contraído. Un cuello elegante y esbelto sostiene su cabeza puntiaguda, redondeada en la parte superior. Las orejas están muy separadas, son altas y despiertas, pero algunas están en punta. El negro McNab es el color más conocido, y a menudo llevan manchas blancas aleatorias, pero existen otros colores como el rojo, el marrón o el tricolor. Tienen los ojos almendrados y muy separados, por lo que siempre te verán venir, por silencioso que seas. El pelaje nunca es largo en un McNab, sino que puede variar de liso de doble capa a corto o denso. Tienen un aspecto elegante, su pelaje suele ser brillante y se adapta perfectamente a su cuerpo. El McNab elegante es un perro independiente que no es reacio a los mimos y la atención.

Temperamento del McNab

Los McNab son conocidos por su método de trabajo y su capacidad para mover el ganado exactamente donde ellos quieren. Dominan tanto la monta como la inclinación, lo que un profano podría pensar que significa que pueden voltear el ganado desde delante o colocarse detrás y hacerlo avanzar desde atrás. No se limitan a las ovejas, sino que también se han utilizado para conducir bien el ganado. No sólo eso, este versátil perro puede arrear un rebaño de gansos, pastorear cabras, llamas e incluso puede arrear caballos desde los pastos. Estos perros trabajadores tienen un fuerte vínculo con su familia, incluso con otros animales del grupo familiar. Tienen un fuerte sentido del territorio y nunca se alejan mucho de casa, contentos de ser defensores y protectores de sus seres queridos. El McNab tiene una vena asertiva y, si se le deja escapar, puede volverse mandón. Necesitan un líder fuerte que sea firme y obediente con sus normas, y que domine las técnicas de adiestramiento canino. Estos perros necesitan pasar mucho tiempo con la familia, formarán parte de ella y, como tales, disfrutarán estando con usted la mayor parte del tiempo. Las familias que adoran el aspecto de este extraordinario perro necesitarán mucho tiempo para pasar con su amigo de cuatro patas.

Necesidades y actividades del McNab

El McNab es un perro al que le encanta correr y pastorear. Puede hacerlo todo y puede hacerlo durante años. El campo es perfecto para este perro, aunque puede adaptarse a la vida en la ciudad si hace mucho ejercicio. Si le gusta correr, tendrá un compañero ideal. Este perro también disfruta con los retos mentales y le encanta trabajar. Por lo tanto, las pruebas de agility y las competiciones de perros de discernimiento se adaptarán perfectamente a este auténtico atleta. Aunque pueden ser independientes e impulsivos, responderán bien al adiestramiento. Necesitan un buen líder, firme pero justo. Nunca son agresivos a menos que le estén protegiendo a usted o a la familia, lo que harán sin dudarlo. Los largos paseos por el campo o la playa son ideales para este simpático perro, que se lleva bien con otros perros y otras especies, como el gato. Si se le deja solo, puede aburrirse y volverse destructivo, ya que necesita ejercitar los músculos para no meterse en líos.

Mantenimiento del McNab

El McNab es un perro fácil de cuidar. Todo lo que necesita es un buen cepillado una vez a la semana para mantener su pelaje limpio y ordenado. A menos que se revuelquen por el barro, rara vez necesitan un baño. A menudo, basta con pasarles un paño húmedo para que su pelaje vuelva a brillar en un abrir y cerrar de ojos. Si decide lavarlo, utilice un champú suave para perros. Éstos están hechos para proteger los aceites naturales del perro, que le protegen de las inclemencias del tiempo. Revise todo el cuerpo mientras cepilla, por si su perro se hace daño o algunas rebabas se quedan atascadas en el pelaje y le causan molestias. No olvides cepillar los dientes de tu perro dos o tres veces por semana para que tenga un aliento dulce y esos blancos perlados sigan brillando. Un mantenimiento regular implica revisar las orejas y limpiarlas suavemente de vez en cuando, ya que la suciedad y la cera pueden provocar inflamaciones. Después, sólo hay que cortarle las uñas y el McNab estará listo para salir de fiesta.

No hay comentarios

No comments

Nobody has submitted a comment yet.