Schipperke

FCI Standard Nº 83

Origen
Bélgica
Traducción
Iris Carrillo (Federación Canófila de Puerto Rico).
Revisado por el Dr. Robert Pollet
Grupo
Grupo 1 Perros de pastor y perros boyeros – (excepto perros boyeros suizos)
Sección
Sección 1 Perros de pastor
Prueba de trabajo
Sin prueba de trabajo
Reconocimiento a título definitivo por la FCI
miércoles 27 octubre 1954
Publicación del estándar oficial válido
martes 28 julio 2009
Última actualización
miércoles 20 enero 2010
En français, cette race se dit
Schipperke
In English, this breed is said
Schipperke
Auf Deutsch, heißt diese Rasse
Schipperke
In het Nederlands, wordt dit ras gezegd
Schipperke

Utilizacion

Pequeño perro guardián y de compañía.

Breve resumen historico

En el dialecto flamenco Schipperke quiere decir « pequeño pastor ». El ancestro común de los Pastores Belgas y de los Schipperkes sería un perro de pastor de raza antigua, generalmente negro y bastante pequeño, llamado « Leuvenaar ». Su origen remonta al siglo XVII. Hacia 1690 el Schipperke era el perro preferido de la gente del pueblo y de los zapateros remendones bruselenses del barrio San Gery, quienes organizaban competencias para exhibir los collares en cuero cincelado con los cuales adornaban a sus perros. A éstos se les amputaba la cola completamente, una moda que al parecer ya databa del siglo XV. Tenían gran reputación como cazadores de ratones, ratas, topos y otras alimañas. El Schipperke fue expuesto por primera vez en 1882 en la ciudad de Spa. Fue la reina Maria Henrica de Bélgica quien lo puso de moda.
Su introducción en Gran Bretaña y Estados Unidos data de 1887. El primer estándar fue establecido en 1888 por el club responsable de la raza, el cual se fundó el mismo año, y es el club de raza más antiguo de Bélgica.
Con el transcurso de los años ha sido necesario darse a la tarea de unificar el tipo. En esa época en efecto, se hablaba de variedades de Amberes, de Lovaina y de Bruselas.

Aspecto general

Lupoide, el Schipperke es un pastor de tamaño reducido, pero de construcción bien sólida. Su cabeza es cuneiforme, de cráneo bastante desarrollado y hocico relativamente corto. Su cuerpo es armonioso, corto, bastante ancho y compacto, pero los miembros poseen huesos finos. Su pelaje es bien característico, bien abundante y recto que forma collar, crin, pechera y pantalones, lo cual le imparte su silueta única. El dismorfismo sexual (diferenciación sexual) es marcado. Su morfología, así como sus características y su carácter de perro de pastor, todo esto en una talla pequeña, explican su gran popularidad, que se extiende mucho más allá de las fronteras belgas.

Proporciones importantes

La altura a la cruz es igual a la longitud del cuerpo, es por lo tanto un perro de construcción cuadrada.
El pecho es bien descendido hasta el nivel de los codos.
El hocico es visiblemente menos largo que la mitad de la longitud de la cabeza.

Temperamento / comportamiento

Un excelente pequeño perro guardían, « avisador » excepcional, desbordante de vitalidad, distante con los extraños. Siempre en movimiento, ágil, infatigable, continuamente ocupado con lo que pasa a su alrededor, muy acometedor cuando se trata de cuidar los objetos que le han confiado, muy dulce con los niños, siempre curioso de saber lo que pasa detrás de una puerta o un objeto que se va a cambiar de lugar, traicionando sus impresiones con su voz estridente, su crin y sus pelos dorsales erizados. Es un husmeador que caza ratas, topos y otras alimañas.

Cabeza

Region craneal

Cabeza
De forma lupoide, cuneiforme, pero no demasiado alargada, y lo suficientemente ancha como estar en armonía con el resto del cuerpo. Las arcadas superciliares y cigomáticas son moderadamente arqueadas. La transición de la región craneal a la región facial es visible, pero no puede ser muy acentuada.
Cráneo
Frente bastante amplia, disminuye hacia los ojos, vista de perfil es ligeramente redondeada. Las líneas superiores del cráneo y del caño nasal son paralelas. 
Depresión naso-frontal (stop)
Marcada, aunque sin exageración.

Facial region

Trufa
Pequeña, trufa siempre negra.
Hocico
Se hace más puntiagudo hacia la región de la trufa ; bien cincelado, no muy alargado, la punta no está truncada; la longitud es aproximadamente 40% de la longitud total de la cabeza ; caña nasal rectilínea.
Belfos
Negros, bien juntos.
Mandíbulas / Dientes
Dientes sanos y bien implantados. «Mordida en forma de tijera ». Se acepta la mordida en forma de « pinza ». Dentadura completa, correspondiente a la fórmula dental. Se acepta la ausencia de uno o dos premolares 1 (1 PM1 ó 2 PM1) o de un premolar 2 (1 PM2) y no se tomarán en consideración los molares 3 (M3).
Mejillas
Secas, se funden suavemente con las partes laterales del hocico.
Ojos
De color pardo oscuro, pequeños, de forma almendrada, ni hundidos, ni prominentes; la mirada es traviesa, intensa y penetrante; los párpados están bordeados de negro.
Orejas
Bien rectas, muy pequeñas, puntiagudas, triangulares (lo más equiláteramente posible), de implantación alta, pero no muy juntas, firmes, excesivamente móviles.

Cuello

Fuerte, poderosamente musculoso; parece más voluminoso a causa de los pelos abundantes del collar. Es de longitud mediana, bien suelto, de buen porte, se presenta más erguido cuando el perro está atento, con el margen superior ligeramente arqueado.

Cuerpo

Generalidad
Corto y ancho, por lo tanto compacto, pero no voluminoso en exceso o pesado, idealmente de forma cuadrada (inscriptible en un cuadro). Así pues, su longitud, desde la punta del hombro hasta la punta de la nalga, es aproximadamente igual a la altura a la cruz.
Línea superior
El margen superior de la espalda y del lomo es recto y bien tenso, a menudo sube levemente desde la grupa hasta la cruz.
Cruz
Muy acentuada. Parece aún más levantada a causa de la crin.
Espalda
Corta, recta y fuerte.
Lomo
Corto, amplio y compacto.
Grupa
Corta, ancha y horizontal; la parte posterior de la grupa, y por lo tanto la unión entre la grupa y la punta de la nalga, es armoniosamente redondeada, lo que se conoce como “trasero de conejillo de Indias”.
Pecho
Bien descendido hasta el nivel de los codos ; amplio de frente y detrás de los hombros, así pues, las costillas son bien arqueadas ; de perfil, la parte anterior del pecho (antepecho) es bien prominente.
Línea inferior
La parte inferior del pecho es bien descendido, llegando hasta los codos, sube ligera y armoniosamente hacia el vientre, que es algo levantado, ni colgante, ni agalgado (retraído).

Cola

De implantación alta. Ciertos perros nacen anuros (completamente sin cola) o con cola rudimentaria o incompleta (muñon de cola o cola corta) y no pueden ser penalizados por esto. En reposo, una cola natural (llega por lo menos hasta el corvejón) debe estar preferiblemente caída y puede estar levantada en acción, en el prolongamiento de la línea superior, pero es preferible que no la sobrepase. Se acepta la cola enroscada o llevada sobre la espalda.

Extremidades

De huesos finos que se presentan bien por debajo del cuerpo.

Miembros anteriores

Generalidad
Están bien aplomados vistos desde todos los ángulos, y son perfectamente paralelos, vistos de frente; su longitud, desde el terreno hasta los codos, es casi igual a la mitad de la altura a la cruz.
Hombro
Largos y bien oblicuos, la angulación del hombro es normal.
Brazo
Largos y suficientemente oblicuos.
Codo
Firmes, ni despegados, ni juntos.
Antebrazo
Rectos, vistos de frente son bastante separados.
Carpo
Firmes y lisos.
Metacarpo
Bastante cortos. Vistos de frente, en prolongamiento recto de los antebrazos, de perfil, a lo sumo muy levemente inclinados.
Pies delanteros
Pequeños, redondos y juntos (« pie de gato ») ; los dedos arqueados ; las uñas cortas, fuertes y siempre negras.

Miembros posteriores

Generalidad
Deben encontrarse debajo del cuerpo, y ser perfectamente paralelos, vistos desde atrás.
Muslo
Largos, muy musculosos. Parecen más anchos debido al pantalón denso.
Pierna
Aproximadamente de la misma longitud que los muslos.
Rodilla
Aproximadamente en aplomo con el anca ; la angulación de la rodilla es normal.
Metatarso
Más bien cortos; la presencia de espolones no es deseable.
Corvejón
Buena angulación, sin exageración.
Pies traseros
Como los delanteros o un poquito más largos.

Movimiento

Al trote, los movimientos son elásticos, firmes, con una amplitud mediana, un buen impulso de los miembros posteriores, la espalda se mantiene horizontal y los miembros se mueven paralelamente ; el movimiento de los miembros anteriores debe estar en armonía con el de los posteriores y los codos no deben separarse. A una mayor velocidad, los miembros convergen.

Piel

Bien apretada sobre todo el cuerpo.

Manto

Pelo
La capa externa de pelo es abundante, densa, recta, suficientemente dura, de textura bastante firme, por lo tanto, al tacto es seca y resistente, y forma con la capa interna de pelo, que es suave y densa, una excelente protección. El pelo es bien corto sobre las orejas y corto sobre la cabeza, la parte delantera de los miembros anteriores, los corvejones y los cañones posteriores. Sobre el cuerpo, el pelo es de longitud mediana y pegado.
Alrededor del cuello el pelo es mucho más largo y más separado, comenzando en el borde exterior de las orejas, formando, sobre todo en el macho, pero también en la hembra, un « collar » ancho y bien típico (pelos largos alrededor del cuello, en espiga de cada lado), una « crin » (pelos largos sobre la región superior del cuello, que se extienden hasta sobre la cruz y aún los hombros) y una « pechera » (pelos largos sobre la región inferior del cuello y la parte anterior del pecho (antepecho), que se extienden entre los miembros anteriores y se terminan progresivamente debajo del pecho).
Sobre la parte posterior de los muslos, pelos largos y abundantes, que cubren la región anal y cuyas puntas se dirigen hacia adentro de una manera muy típica, forman el « pantalón ». La cola está adornada con un pelo de la misma longitud que el pelo del cuerpo.
Color
Negro zaino. La capa interna de pelo no debe ser absolutamente negra, pero puede ser también gris oscuro si está cubierta por completo por la capa externa de pelo. Se acepta un poco de gris debido a la edad, por ejemplo en el hocico.

Tamaño y peso

Peso
De 3 a 9 kg. Se busca un peso promedio de 4 a 7 kg.

Faltas

• Cualquier desviación de los criterios antes mencionados se considera como falta, y la gravedad de ésta se considera al grado de desviación al estándar y de sus consecuencias sobre la salud y el bienestar del perro y de la capacidad del perro para realizar su tarea tradicional.
• Las faltas que se enumeran deben estar en grado a su gravedad.

Faltas generales

 Apariencia general : Pesado, carencia de sustancia ; paticorto o patilargo ; cuerpo alargado, de forma rectangular (inscriptible en un rectángulo).
 Cabeza: Demasiado alargada o muy corta.
 Líneas del cráneo y de la caña nasal que no son paralelas; aspecto de zorra; arcadas superciliares o cigomáticas muy salientes.
 Región craneal: Demasiado estrecha, frente muy redondeada o arqueada (“en forma de manzana”).
 Hocico: Muy alargado, pinzado; grueso, truncado; caña nasal convexa (romana).
 Dentadura: Incisivos mal alineados o mal implantados.
 Ojos: Grandes, redondos o prominentes, color claro (el color « avellana » es todavía aceptado).
 Pecho: Estrecho, plano, cilíndrico; no lo suficientemente descendido.
 Grupa: Larga, inclinada, sobreelevada; curvatura interrumpida del borde posterior (transición grupa-parte posterior de los muslos).
 Miembros: Miembros muy poco o demasiado angulados.
 Movimiento: Cerrado, zancadas muy cortas, con muy poco impulso, mala transmisión por la espalda (cuando la línea dorsal no se mantiene correcta en acción), movimiento levantado de los miembros anteriores o en saltitos en los posteriores.
 Pelo: Demasiado corto (raso), demasiado largo, escaso, suave o sedoso, ondulado, muy pegado al cuerpo o demasiado colgante ; muy poco o ningún collar, crin, pechera o pantalón (falta más grave en el macho, sobre todo la ausencia de collar).
 Escasez de pelo en la capa inferior.
 Color: Reflejos grises, pardos o rojizos en la capa superior de pelo.
 Algunos pelos blancos ocasionales, aú en los dedos.
 Carácter: Perro apático o timido.

Faltas graves

 Dientes: Ausencia de un incisivo (1 I), de tres premolares 1 (3 PM1), o de dos premolares 2 (2 PM2).

Faltas descalificantes:

 Agresividad o extrema timidez.
 Cualquier perro mostrando claras señales de anormalidades físicas o de comportamiento debe ser descalificado.
 Carencia de tipo racial.
 Prognatismo superior; prognatismo inferior, aún sin pérdida de contacto (articulación invertida); oclusión cruzada; boca torcida; ausencia de un canino (1 C), de un diente carnicero superior (1 PM4) o inferior (1 M1) o de un molar (1 M1 ó 1 M2, excepto los M3), de un premolar 4 (PM4 inferior), de un premolar 3 (1 PM3) y otro diente, o cuatro dientes en total o más (excepto los cuatro premolares 1).
 Despigmentación de la trufa, de los labios y de los párpados.
 Orejas colgantes o semi erguidas.
 Pelo largo y suave o sedoso, por lo tanto un pelaje evidentemente de tipo « pelo largo »; franjas de pelos largos en las orejas, en la parte posterior de los miembros, etc ; ausencia total de una capa interna de pelo.
 Color: Capa superior de cualquier color que no sea negro (excepto los reflejos grises, parduscos o rojizos) o con manchitas blancas muy pequeñas, aún en los dedos.
 Peso claramente fuera de los límites prescritos.

NB :

• Cualquier perro mostrando claras señales de anormalidades físicas o de comportamiento debe ser descalificado.
• Las faltas antes mencionadas más pronunciadas o más marcadas son eliminatorias.
• Los machos deben tener dos testículos de apariencia normal completamente descendidos en el escroto.
• Sólo los perros funcionalmente y clínicamente saludables, con la conformación típica de la raza, deberán usarse para la crianza.

Bibliografía

http://www.fci.be/

 

Historia detallada

El hocico de Fox, los ojos traviesos y las orejas al acecho, como Schipperke. ¿Pero quién es él, este pequeño diablo negro, todavía en acción, siempre alerta, este duende sin descanso? Esta pregunta, los amantes de la raza hace tiempo que preguntaron, porque los orígenes del pequeño demonio belga son más que misteriosos. Su nombre, incluso, ya ofrece varias interpretaciones. Antiguamente, se creía que Schipperke provenía de la palabra holandesa Schipper, que significa barquero. Se rumoreaba que estos perros eran los compañeros de los marineros holandeses y que cazaban alimañas en grandes buques mercantes. Hoy, esta teoría se considera puramente fantasiosa. Sería el fruto de la imaginación romántica de los criadores británicos que, seducidos por la raza (la cuarentena, instituida en 1901, no se enfureció todavía) pero ignorantes de todos sus orígenes, se habrían propuesto inventar una historia. Así es como un producto puro de la campiña belga se convirtió en los ojos del mundo en un perro marino holandés. Sin embargo, los ingleses no hicieron mucho ruido: habían visto perros pequeños en los barcos holandeses, pero estos no eran otros que Wolf Spits, más tarde llamado Keeshond, en honor del héroe nacional holandés William. Kees de Gyselaer. No fue hasta 1920 que los británicos entendieron su error.

Pero, ¿de dónde viene Schipperke? El conocimiento actual del entrenamiento del perro sugiere que es un perro muy viejo que ha existido durante siglos en la región de Lovaina en Bélgica. El primer rastro de la raza (en ese momento, uno habría hablado de variedad) que sabemos que se encuentra en una crónica del siglo XV, escrita por un monje llamado Wenceslao, mencionando un pequeño perro negro anoure y flamenco, considerado como la encarnación del diablo.

Imágenes más precisas se esbozan en los siglos XVII y XVIII. El eminente cinólogo belga Charles Huge, especialista de pastores belgas a finales del siglo pasado, afirmó que el Schipperke se derivaba de perros comunes en Brabante en el siglo XVII, los Leuvenaars, generalmente perros lobo negros, de diversos tamaños. Estos perros siempre han sido compañeros de personas modestas, empleados en diferentes tareas según su tamaño, y sus descendientes habrían comenzado a diferenciarse. Los mayores, que fueron utilizados como perros pastores o convirtieron una rueda de motor entre algunos artesanos (entre otros, los clavos), serían el origen de los cuatro pastores belgas actuales, Groenendael, Tervueren, Malinois y Laekenois. Los más pequeños, que rápidamente destruyeron las plagas en los patios de las granjas, mantuvieron a las gallinas y en ocasiones a las casas, serían los antepasados ​​del Schipperke, lo que explicaría su nombre: la palabra Schipperke probablemente vendría de Scheper, que quiere decir pastor en flamenco, y por lo tanto significaría pequeño pastor.

Estos perros también fueron llamados spitzke, debido a su hocico puntiagudo; o moorke que significa moricaud, por su color. Sabemos que en el siglo XVIII, un gremio de zapateros artesanales en la parroquia de Saint-Géry, en Bruselas, a menudo organizaba competiciones de perros, o más bien collares de perros. El más bello de estos collares de bronce fue el que, martillado y cincelado con arte, presentaba el broche más ingenioso (no estropear la melena de Schipperkes, dicen). Estas reuniones del domingo ciertamente no eran amistosas para los perros en ese momento, pero probablemente permitieron que Schipperke se desarrollara más. También podemos admirar algunos de estos famosos collares en un museo en Bruselas.

La peculiaridad física más llamativa de la raza, su falta de cola, también proviene del mundo de los zapateros; al menos eso es lo que quiere la leyenda, probablemente inventado para compensar la falta de una explicación seria. Así, después de una pelea entre zapateros, uno de ellos, sin duda celoso del éxito de su antagonista, habría cortado la cola de su Schipperke por venganza; el resultado fue muy diferente al esperado, cada uno de acuerdo en que el perro solo era mejor, y desde entonces los Schipperke siempre han sido amputados de sus colas. Una controversia también nace en este tema, algunos afirman que los actuales Schipperkes nacen anoures mayoría. Sin embargo, si el trabajo de selección destinado a hacer que este rasgo hereditario se intentara, todos fracasaron. Hoy en día, casi todos los bebés Schipperkes nacen con una cola, que se amputa durante los primeros días de su vida.

A finales del siglo XIX, los Schipperkes eran muy comunes en Bélgica, iban a sus ocupaciones a menudo en el medio de la calle (no tenían que preocuparse por el tráfico), eran parte integral de Los ingleses, que pasaban, estaban interesados ​​en estos divertidos perros pequeños, e importaron algunos de ellos primero. El éxito de estos recién llegados en Gran Bretaña fue tal que una nueva ola de Los compradores belgas compraron (a menudo por casi nada) los perros locales, y la situación finalmente alarmó a algunos dueños de perros belgas, que decidieron reaccionar en 1888. Formaron el Schipperkes Club (1888). transformado en 1933 en Royal Schipperkes Club), y en junio del mismo año nació la primera norma. La ansiedad de estos aficionados era, debe decirse, justificada, porque no se había presentado Schipperke a la gran exposición de la Independencia de 1880. Además, ya en 1890, nació un Club de raza británica con casi tantos temas como el de Bélgica.

A finales de siglo, el tipo todavía estaba mal definido, y el interés voraz de los ingleses tenía el mérito de alentar a los belgas a enumerar y seleccionar sus perros. De hecho, las mezclas con Spitz se habían realizado durante el transcurso de las reuniones, lo que puede explicar la apariencia de Schipperkes que no sea negro en ese momento; La reina Marie-Henriette de Bélgica poseía un Schipperke con un vestido marrón. Finalmente, es el tipo de Amberes, a medio plazo entre los tipos de Lovaina y Bruselas, que serviría como estándar. Los británicos, mientras tanto, aplicaron los estándares belgas hasta 1920, cuando decidieron admitir los vestidos que no fueran negros: marrón, rubio, crema. En 1923, tras la fusión entre el Northern Schipperke Club y el English Schipperke Club (dos clubes ingleses), la mayoría de los países anglosajones, Sudáfrica, Nueva Zelanda y Australia en particular, también reconoció estos colores.

Estos Schipperkes "exóticos", sin embargo, siguen siendo muy raros, y también fue necesario esperar hasta 1974 para que uno de ellos reciba el título de campeón, con su vestido rubio, el más común entre estos ejemplares. Los estadounidenses, que saben cómo ser puristas, nunca han admitido otro color que no sea el negro. El Schipperke Club of North America, creado en 1929, considera que solo el vestido de jet es correcto. Cualquier otro tono conduce a la descalificación del sujeto. Francia, que tenía su Club en 1928, adoptó la misma posición con respecto al color.

Si el período de entreguerras fue un período próspero para la raza y se vio establecido en muchos países, en la década de los cincuenta, siguen caracterizándose por el olvido y la amenaza de extinción. La caída de la demanda fue general, incluso en Bélgica, y a pesar de los apasionados esfuerzos de los hermanos Verbanck, también especialistas belgas de su pastor nacional, Schipperke pareció declinar en los años setenta.

Afortunadamente, una ferviente admiradora de la raza, la Sra. L. Vanhove, decidió tomar el control de su destino y darle una nueva imagen. Está hecho hoy. El Royal Schipperkes Club de Bélgica tiene alrededor de cien miembros, y la raza parece fortalecida. Al mismo tiempo, y sin interrupción, la selección francesa se mantuvo en un alto nivel gracias a la perseverancia de dos grandes criadores: MM. Georges Arin y Ernest Robert. Francia tiene los mejores criadores de élite, que han beneficiado a los criadores belgas para sus reestrenos, ya que todos sus campeones actuales son de origen franco-belga. El Schipperkes Club de France tiene 250 miembros y está en Reunión con el Club francés del perro pastor belga, cuya revista es apreciada en todo el mundo. Los estadounidenses, por su parte, tienen el ganado más grande del mundo, pero sus perros son algo diferentes del estándar original: más bajos en las patas, compactos, tienen un pelaje más denso y están distribuidos uniformemente por todo el cuerpo, mientras que el Schipperke europeo muestra una melena limpia.

Si él realmente no ha "golpeado", el Schipperke ha sido bastante maltratado en el pasado. Sin dudas su futuro estará tranquilo. No es muy común, llenar a los aficionados, sin embargo, aquí hay un perro para saber mejor, sobre todo porque se adapta perfectamente a la vida actual y particularmente al entorno urbano: un verdadero pequeño pastor de la ciudad, en cierto modo.

"Pequeño, pero tierno; pequeño, pero fornido ", por lo que un anuncio publicitaba las cualidades de un caramelo. Este lema podría aplicarse a Schipperke. Visto desde afuera, parece un perrito como los demás. Pero aquellos que lo conocen le dirán cuán engañoso es este aspecto. Más vivo que Schipperke, no lo hacemos. Amigo de los niños y los ancianos, ¡él no tiene miedo de dar un buen paseo por el bosque, y sus amos a menudo se cansan antes que él! Abrazado a sus horas, conmovedor y buen guardia el resto del tiempo, él no es del tipo para pasar el rato junto a la chimenea. Ese perro es dinamita.

Debe decirse que tiene un fuerte atavismo. En primer lugar, su nacionalidad: los perros belgas no son particularmente suaves, independientemente de su tamaño. Sin mencionar la ascendencia pastoril que Schipperke no parece querer olvidar. Solo hay que mirarlo para ver a Groenendael dormido. La estructura cuadrada, el marco relativamente delgado, la cabeza elegante y las orejas atentos, comparte Schipperke con sus primos, los "grandes" belgas. Parece haber heredado al mismo tiempo su carácter animado e infatigable.

A pesar de su pequeño tamaño, los amantes de los perros lo consideran uno de los mejores perros guardianes de todos los tiempos. Por supuesto, el tamaño de su boca no le permitiría ser realmente eficaz, pero sigue siendo una "campana de alarma" sin igual. La impecable vigilancia, el Schipperke solo duerme con una oreja. Él sabe todo lo que sucede en la casa, y se mueve con gran velocidad, lo que le permite estar siempre donde se necesita. Su voz es aguda y se puede escuchar desde lejos. Por supuesto, no debe ir demasiado lejos, y un Schipperke descarado eventualmente atraerá la ira de los vecinos. Para evitar esto, es suficiente para frenar su entusiasmo vocal, y eso desde una edad muy temprana. Uno puede, por ejemplo, permitirle ladrar dos veces cuando alguien llega a la puerta y luego ordenarle que se calle. Muy pronto, aceptará el arreglo y se mantendrá a sus dos ladridos permitidos.

Esta es otra pastora característica, Schipperke: muy aficionado a sus maestros, solo pide que los complazca. En el caso de los perros grandes, se dice que son "resistentes a la doma", lo que significa que pueden estar sujetos a un entrenamiento a veces restrictivo sin perder su espontaneidad. Para Schipperke, se dirá que es receptivo a la educación. Él asimila los ejercicios básicos casi antes de que tengamos tiempo de explicárselos. Entonces, rápidamente, aprende más complicado. Muy inteligente, también es extremadamente bueno: capta rápidamente lo que su amo quiere. En los Estados Unidos, muchos Schipperkes se están graduando de Obedience, una disciplina similar a Agility, una especialidad en la que Francia y Bélgica ya tienen varias patentes.

Cada raza tiene sus anécdotas escenificando la inteligencia y la bondad de sus perros. Schipperke no es una excepción. Se cuenta la historia de un hombre que, viviendo en un edificio donde los animales estaban estrictamente prohibidos, le había enseñado a sus Schipperke a permanecer en perfecto silencio; los perros lo obedecieron para que ni el conserje ni los vecinos supieran que tenía perros. Otra propiedad de dos edificios, y a menudo se trasladó de uno a otro; el trabajo de su Schipperke era hacer sonar una pequeña campana para avisarle cuando los visitantes aparecían mientras él estaba en el otro edificio; durante años, el perro ha cumplido su papel sin fallar nunca. Hubo Schipperkes que mantuvieron a los niños pequeños en la playa para evitar que ingresen al agua, otros que aprendieron en un día a guiar a las cabras cuando fueron criados en la ciudad, otros que guardaban los animales de granja. Un Schipperke incluso advirtió a su amante un poco sordo cuando sonó el teléfono. Estas son a menudo iniciativas espontáneas que caracterizan a Schipperke.

No se puede hablar de Schipperke sin mencionar el amor apasionado que tiene por sus maestros. Al igual que los pastores belgas, solo se siente bien cerca de los que ama. Seguro de él, no es tímido frente a los extraños, pero generalmente no los hace festejar y sigue siendo bastante reservado en general. ¿Su lindo pecado? Niños Con ellos, él está en armonía. A la fuerza, entre pequeños demonios, nos entendemos. Muy gentil con los pequeños, comparte apasionadamente los juegos de los mejores. Muy enérgico, no se cansa ante ellos y participa en todas sus búsquedas y en todos sus juegos. Muy inteligente, podrá divertirlos, trayendo una pelota o haciendo trucos.

Con respecto a otros perros, es sociable, pero no es una buena masa. Él es amable, pero no pises las almohadillas. Su vivacidad natural lo lleva a carreras locas con sus amigos perros. Como casi siempre es más rápido que ellos, se cansa de su compañía lo suficientemente rápido. En cuanto a otros animales, no debemos olvidar que el Schipperke fue una vez un excelente cazador de alimañas: ratas, comadrejas y ratones, nada resistió. Por eso es prudente acostumbrar al joven Schipperke sin esperar a los animales con los que tendrá que vivir, como los gatos. Si él los conoce, no los lastimará. En cuanto a la caza pura, puede ser entrenada para buscar madrigueras, cazar conejos, etc. Por lo tanto, es un perro versátil, que hará cualquier cosa para complacer a sus maestros, y que tendrá éxito más a menudo.

"Gran" deportista, Schipperke no apoya la inacción. Por un lado, sería físicamente dañino para él, y por otro lado, lo afectaría psíquicamente. Así es como jogging y atletas apreciarán a este perro en su verdadero valor. Encontrarán un compañero de entrenamiento que no los decepcionará en el medio de un curso. Atado a sus zancadas, el Schipperke los seguirá sin mostrar signos de fatiga. Correr, saltar, nadar no lo asustan, él lo necesita, por el contrario. Si es necesario para él hacer tanto ejercicio como sea posible para hacerlo florecer, también es para evitar que crezca involuntariamente. La obesidad es incompatible con su elegante figura y solo acortaría su vida. A este respecto, debe tenerse en cuenta que el Schipperke goza de una notable longevidad, ya que con frecuencia alcanza los quince años de edad o más. Una dieta equilibrada distribuida con moderación lo mantendrá como un "hombre joven" toda su vida y le permitirá acompañar a su maestro en sus caminatas hasta la vejez. En cuanto al mantenimiento, su pelo relativamente corto es fácil de mantener limpio, mediante un simple cepillado regular.

Para aquellos que buscan un perro pequeño, rústico, inteligente y cercano al maestro, el Schipperke parece apropiado. Este perro que reúne la valentía y la vivacidad de los grandes en un formato reducido solo seducirá a las personas sensibles a la malicia, el coraje y la bondad. El Schipperke, malicioso como es, esconde bien su juego. Su tamaño es discreto, pero su corazón es grande.

No hay comentarios

No comments

Nobody has submitted a comment yet.