Gato de Iriomote

Es un animal salvaje

Origen
Japón
Traducción
Francis Vandersteen
La tenencia de este animal no está autorizada Real Decreto por el que se fija la lista de mamíferos no destinados a la producción que se pueden tener (M.B. 24.08.2009)
El Gato de Iriomote es una subespecie del Gato Leopardo, endémica de la isla de Iriomote en la prefectura de Okinawa, Japón.

El macho mide entre 55 y 60 cm de longitud y pesa entre 3,7 y 4,7 kg. La hembra, más pequeña, mide entre 50 y 55 cm y pesa entre 2,9 y 3,5 kg. La cola mide entre 25 y 30 cm. La altura a la cruz es de 25 a 30 cm. Las huellas tienen una separación de 29 a 37 mm, frente a los 24 a 30 mm del gato doméstico.

Ligeramente más pesado y grande que el gato doméstico, el Iriomote tiene un cuerpo proporcionalmente más alargado, con patas y cola cortas y gruesas. Tiene el cuello ancho y los músculos de los hombros bastante desarrollados, aunque su capacidad de salto es relativamente limitada. La columna vertebral es menos flexible que la de otros felinos. En el Gato Iriomote, las glándulas anales rodean el ano, a diferencia de otras especies felinas en las que las glándulas se encuentran en el interior del ano.

El pelaje del Gato de Iriomote es marrón oscuro con manchas muy pequeñas y poco visibles organizadas en bandas horizontales de color negro o marrón oscuro que tienden a fundirse en rayas indistintas. El pelaje es más largo que el de otros gatos leopardo. El pecho presenta rayas irregulares. La parte superior de la cola es de color marrón oscuro con manchas oscuras y la parte inferior es de color blanco liso, la punta es oscura y anillada. El pelo del vientre y de la parte posterior de las patas es ligeramente más claro.

El pelo alrededor de la mandíbula es blanco y dos líneas blancas suben por la nariz para resaltar los ojos. Al igual que en el gato leopardo, entre cinco y siete rayas se extienden desde la frente hasta la parte posterior de la cabeza, pero en el caso del gato iriomote se detienen antes de llegar a los hombros. Las puntas de las orejas son redondeadas y están bordeadas de pelos negros que no forman cepillos auriculares. Los adultos tienen una mancha blanca en la parte posterior de cada oreja. Los gatitos no tienen estas manchas, e incluso en los adultos, las manchas no son tan blancas como las del Gato Leopardo.

Los ojos del Iriomote son de color ámbar claro. La nariz es ancha y plana, con la punta marrón rojiza y sin pelo. El cráneo, más largo y estrecho que el de un gato doméstico, es del mismo tamaño que el de un gato leopardo, aunque más grueso. Por esta razón, su cerebro es más pequeño: unos 30 g para un Gato Iriomote macho, frente a unos 42 g para un Gato Leopardo. La sínfisis mandibular es corta.

El Gato de Iriomote sólo tiene veintiocho dientes: en comparación con otras especies de felinos, carece de un par de premolares detrás de los caninos en la mandíbula superior. Sin embargo, esta ausencia también se da en el Gato Leopardo: el 40% de los individuos que viven al norte del Himalaya y el 11% al sur del Himalaya carecen de un premolar. Estos dientes ayudan a determinar la edad de un ejemplar y el comportamiento alimentario de los gatos Iriomote.

El gato Iriomote vive en el suelo, pero trepa a los árboles y también puede nadar por los ríos. Este animal nocturno y crepuscular es especialmente activo al atardecer. Durante el día, duerme en árboles huecos, en cuevas o en ramas. Puede ser especialmente activo durante el día, sobre todo cazando al eslizón Plestiodon kishinouyei. Las hembras que crían son más activas por la noche y por la mañana.

El Gato de Iriomote es un carnívoro estricto, con 95 presas diferentes registradas. Como este felino no tiene competencia de otros depredadores, su dieta es variada. Suele ingerir entre 400 y 600 g de comida al día. A diferencia de otros felinos, el Gato Iriomote no mata a su presa inmediatamente rompiéndole la médula espinal, sino que retiene al animal entre sus mandíbulas hasta que deja de moverse.

El Gato de Iriomote caza pequeños mamíferos como la rata negra y el cazón de Formosa, así como numerosas aves como el pato moteado, el rascón forestal, el mirlo pálido y la lavandera pechiblanca. Entre los reptiles hay muchos tipos de serpientes y eslizones, como el Plestiodon kishinouyei. Las ranas, como la Fejervarya sakishimensis, son presas ocasionales, al igual que los insectos, los gerris y los cangrejos. Como su hábitat suele estar en marismas o en la costa, a veces nadan y bucean para capturar aves acuáticas, peces y gambas de agua dulce.

No hay comentarios

No comments

Nobody has submitted a comment yet.